General

¿Alemania y Venezuela fuera de las Naciones Unidas?

En el último día del modelo se realizó la tan esperada Asamblea General, en donde 38 países y la UNICEF se reunieron a discutir los papeles resolutivos que la mesa considerara relevantes. Tras una corta votación, se decide comenzar la sesión debatiendo una resolución presentada por la OMS (Organización Mundial de la Salud), la cual explica la demanda impuesta por la delegación de los Estados Unidos a la República Federal de Alemania, la República del Yemen y la República de Colombia por haber propuesto la esterilización de dos de cada cinco recién nacidos; pues procuran evitar la sobrepoblación y consideran que los residuos provenientes de métodos anticonceptivos son supremamente dañinos para el medio ambiente. Así pues, se decidirá si dichas naciones deben ser expulsadas de las Naciones Unidas por haber propuesto métodos tan extremos.

Siguiendo la lista de oradores, el embajador de cada nación procede a presentar la posición de su delegación en un periodo de sesenta segundos, el cual es reducido posteriormente por cuestiones de tiempo. Muchas delegaciones muestran su inconformidad frente a la propuesta planteada por los ya mencionados tres países, afirmando que ésta viola los derechos humanos, pues todos los individuos nacen iguales en libertades y derechos. Hay quienes aplauden la expulsión de las delegaciones, como por ejemplo Estados Unidos, España, Bélgica, Rusia, Brasil, Chile, Reino Unido, Arabia Saudita, Estado Ciudad del Vaticano, Guatemala, entre muchos otros. Otras naciones como Cuba, Francia, Kenia y Polonia tampoco coinciden con los métodos propuestos por las tres delegaciones demandadas, pero consideran la expulsión de estas una medida extrema y prefieren utilizar otros métodos de sanción, pues opinan que su permanencia es fundamental para las Naciones Unidas. Alemania, Colombia y Yemen no parecen cambiar de opinión respecto a su proposición y continúan defendiéndola, asegurando la efectividad que implicaría implementarla.

Tras un largo debate rico en puntos de información e intervenciones donde la polarización era evidente, Estados Unidos se interpone declarando su disconformidad respecto a los métodos anticonceptivos modernos y sus repercusiones en la salud, y prosigue cuestionando que si se llegará tan lejos como para proponer la esterilización, «por qué entonces no tomar otras medidas como matar a viejos o a discapacitados». Alemania contraataca argumentando que la esterilización no mata a nadie e implicando que su comentario fue inoportuno, a lo que Estados Unidos responde explicando cómo así demostraba la ridiculez que representaba proponer la esterilización en primer lugar.

Las tensiones continúan creciendo, hasta que Venezuela hace una repentina declaración que le da al debate un giro totalmente inesperado, pues manifiesta su concordancia con la propuesta de las delegaciones demandadas, dejando así en claro que se encuentra completamente a favor de la esterilización. Asimismo, añade que considera oportuno que no dos sino tres de cinco niños sean esterilizados y promulga que acompañará a las delegaciones acusadas en caso de que éstas sean expulsadas. No solo esto, sino que además declara que ejecutará a cualquier ciudadano discapacitado mayor de setenta años, cambiando súbitamente el ambiente de la sesión. Alemania considera también salir de las Naciones Unidas y le pregunta entonces a Venezuela cuándo tendría pensado retirarse, a lo que ésta contesta que con mucho gusto lo haría instantáneamente o cualquier día que Alemania quisiese.

Se realiza entonces una votación para concluir si sacar a las delegaciones de Alemania y Venezuela de la ONU, la cual finaliza con el voto a favor por parte de la mayoría de las delegaciones presentes, incluyendo a las dos expulsadas. Así pues, Venezuela y Alemania salen de la sala y no seguirán haciendo parte de las Naciones Unidas.

Al acabarse la lista de oradores, se da inicio a la votación que definirá el futuro de las tres delegaciones demandadas. Acto seguido, Estados Unidos interviene solicitando salir de la sala, pues considera que lo ocurrido con Venezuela y Alemania demuestra la inutilidad que la ONU tuvo en el caso y clama que no cumplió correctamente con su papel. La mesa niega la petición, pues de ser aceptada, Estados Unidos le habría hecho perder el tiempo a todas las delegaciones presentes, ya que dicho país es jefe de bloque y fue quien presentó la resolución debatida. Estados Unidos se disculpa y se continúa con la votación, la cual finaliza en un empate: 14 votos a favor, 14 en contra y 7 de abstención. Se le pide a las delegaciones que votaron por la abstención replantear su voto y tras la reconsideración de algunas naciones, las delegaciones de Yemen y Colombia deben retirarse de la sala, pues ha ganado el voto a favor. Tras una moción aprobada por la mayoría, se aplaude el resultado y finaliza así la Asamblea General de las Naciones Unidas, quien posee ahora cuatro delegaciones menos.

Maja Hiller - Editora en Jefe

Acerca de Maja Hiller - Editora en Jefe

Me llamo Maja Hiller, tengo 17 años y en este modelo DESMUN 2020 trabajaré como Editora en Jefe para la oficina de prensa. Decidí participar por primera vez en DESMUN como periodista el año pasado y lo disfruté mucho, por lo que este año decidí aplicar también. Considero que es una gran oportunidad para ganar experiencia en el campo de los medios de comunicación, pues en un futuro me gustaría tener la oportunidad de trabajar como periodista y/o editora en un periódico o revista. Me apasiona el mundo de las noticias y espero poder hacer un buen trabajo en el modelo de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *